¿Parto medicado o parto natural?

Esta semana asistí a una conferencia  sobre cómo manejar el dolor durante el parto. La conferencia se dio a lugar en un hospital de Montreal y fue presentada por una enfermera que trabaja en la maternidad  y por una anestesióloga del mismo hospital. La charla estuvo muy interesante e informativa.  La enfermera presento todos los métodos naturales; método Bonapace, aromaterapia, etc. La anestesióloga hablo sobre los narcóticos, mascara de gas y la famosa epidural. Explico los procedimientos, los componentes de cada medicación con términos muy avanzados y explico cómo se hacia la instalación del catéter para poder administrar la anestesia epidural. Todo muy bien hasta ahí.

Pero hubo algo que llamo mi atención:

Cada vez que se refería a las probabilidades de complicaciones o incluso de sus beneficios siempre decía: “la literatura médica dice…” Claro, hay que basarse en estadísticas y estudios. Pero cuando el auditorio está lleno de madres embarazadas preocupadas por el día del parto, no suena muy tranquilizante que “según la literatura médica”, no pasa casi nada. De la teoría a la práctica puede haber mucha diferencia… Para la anestesióloga, si él bebe pasa por el canal vaginal es un parto natural, con o sin epidural! Y aunque en ningún momento nadie cuestiono su punto de vista o sus estadísticas, siempre estuvo a la defensiva lo cual es algo entendible pues se trata de su profesión.

Sin embargo, me lleva a pensar: ¿Por qué nos empeñamos en ver el suministro de drogas, anestesia e incluso de intervenciones médicas como algo normal? No nos detenemos para pensar que efecto tiene todo esto sobre nuestro organismo, a corto y largo plazo. Obviamente si se trata de algo de vida o muerte, no lo dudaremos ni un segundo en ir por lo que haga efecto más rápido. ¿Pero cuando no es algo de vida o muerte? ¿Por qué no trabajar con nuestro cuerpo para ayudarlo a procesar sea lo que sea que tenga que procesar en vez de siempre controlar cada síntoma?

Personalmente, viví los dos tipos de parto. El primero con epidural y el segundo sin ningún tipo de anestesia. Y aunque no me arrepiento de haber pedido la epidural, no puedo negar que si hay efectos secundarios y que si existe una gran diferencia en postparto. Al final de cuentas, es una decisión muy personal y no hay una mala o buena manera de hacerlo. Lo que me molesta es que traten de banalizar todo tipo de procedimientos como si fuese algo súper normal sin consecuencia alguna.

¿Qué opinan ustedes?

 

Imagen: Amanda Greavette

Anuncios

2 pensamientos en “¿Parto medicado o parto natural?

  1. Muy bueno el post cariño!
    Personalmente, siempre estoy a favor del parto natural siempre y cuando la madre pueda hacerlo.
    Como futuro anestesiologo, mi deber como profesional de la salud es garantizar que ante cualquier procedimiento, el paciente no experimente dolor alguno, y colocar una peridural para el trabajo de parto y dar analgesia de parto, es una bonita y buena manera de contrarrestar las contracciones dolorosas en las fases finales del trabajo de parto.
    Nunca estaremos exentos de complicaciones en nuestros procedimientos anestésicos, y es el deber de informar a la madre sobre los mismos y sus consecuencias a corto y largo plazo. Pero al final de todo, es la madre quien tiene la última palabra en si toma la decisión de dejarse colocar el catéter o no.
    Muy bueno tu post, y esperando siempre en poder contribuir con lo poco que uno sabe en estas cosas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s